Conoce todo sobre las bases de cotización

bases de cotización

Las bases de cotización forman parte de la vida laboral de cualquier trabajador, ya sea por cuenta propia o ajena. Sin embargo, sorprende que la mayoría de personas aún desconozca qué son y cómo se determinan. No en vano, este valor es clave para acceder a las prestaciones de la Seguridad Social.

De igual forma, sirven para calcular subsidios y demás retribuciones que podríamos percibir en diferentes momentos de nuestra vida. Por ello, en Yuki disponemos de un programa de contabilidad que permite integrar y conocer las bases de forma automática. Más allá de ello, en este artículo responderemos a una pregunta frecuente: ¿cuál es la base máxima de cotización?

El software de Visma | yuki te permite gestionar en la nube desde cualquier dispositivo y lugar la contabilidad de tu negocio y de tus clientes. 

Bases de cotización: qué son

Se trata del salario bruto que recibe un trabajador en el periodo de un mes. De este modo, es equivalente al bruto, es decir, al que percibe antes de aplicarle los correspondientes impuestos y retenciones. Sobre esta, se aplica un porcentaje en concepto de cuotas a la Seguridad Social, que es quien la calcula.

Para que esto sea posible, hay un mecanismo que integra al trabajador, al empresario y a esta institución. En primer lugar, el empleado posee un salario bruto en nómina y, sobre este, se calculan las retenciones. Después, el negocio las recauda en nombre de esta última, a la que se transfiere el capital mediante un trámite específico.

Este mecanismo se conoce como cotización y es una obligación que adquiere la persona cuando empieza su vida laboral. Con el paso del tiempo, pueden surgir distintas situaciones en las que se mantiene, como las siguientes:

  • Periodos de desempleo retribuidos.
  • Bajas temporales por enfermedad u otras causas.
  • Cumplimiento de obligaciones públicas.

Por otro lado, el cese de empleo interrumpe la cotización de un trabajador cuando el trabajador lo notifique en tiempo y forma. De lo contrario, se dejará de hacer cuando la Seguridad Social se percate y lo reconozca de pleno derecho. Durante todo este tiempo, el trabajador tendrá una base de cotización.

Cabe hacer mención, por otro lado, a las inclusiones. Generalmente, hay una serie de cuantías que la componen:

  • Horas extra remuneradas.
  • Vacaciones retribuidas por no haber sido disfrutadas.
  • Pagas extra prorrateadas.

Por el lado contrario, hay distintas exclusiones que, sobre todo, se corresponden con incentivos o bonificaciones extra:

  • Compensaciones por desplazamiento.
  • Formaciones remuneradas por el empresario.
  • Dietas y complementos similares.

¿Para qué sirven las bases de cotización a la Seguridad Social?

Según el propio Gobierno, estas son una de las claves que sustentan el Estado del Bienestar. Esta política, introducida hace ya varias décadas, obliga a todas las instituciones a disponer de un presupuesto para la calidad de vida de los ciudadanos. En este sentido, la Seguridad Social aplica retenciones a estas bases como medio de financiación para:

  • Pensiones de jubilación al final de la vida laboral del trabajador.
  • Bajas médicas por enfermedad, incluso las de larga duración.
  • Subsidios por desempleo (mediante la cotización por desempleo).
  • Retribuciones por incapacidad, que se calculan según el tipo concreto.
  • Pensiones de viudedad u orfandad en caso de fallecimiento (las perciben los familiares).

Para que puedas comprender el funcionamiento de estas, te pondremos un ejemplo práctico muy sencillo:

Un trabajador del Régimen General cobra un salario mensual bruto de 1000 €. Después, tiene dos pagas extras de 600 €, en junio y en diciembre. Estas se deben sumar entre sí y dividir entre 12 para equipararlas a las mensualidades, de forma que quedaría en 100 €. Por consiguiente, su base de cotización sería de 1100 € al mes.

Cambios en las bases de cotización para 2022

Cada año, la Seguridad Social introduce una serie de cambios en los cinco grandes grupos profesionales. Para este artículo, nos centraremos en los trabajadores por cuenta ajena (Régimen General) y en los autónomos.

Cada empresa recibe una notificación en la que se exponen las retenciones que se practicarán durante el año. De este modo, se introducen límites (conocidos como «topes») que coinciden con las mínimas y máximas. Como resultado, estas son las bases de cotización para 2022.

Cotización en el Régimen General para 2022

Primeramente, las mínimas se mantienen respecto a la última subida del SMI a 1000 € mensuales. Por tanto, siguen siendo de 1166,70 € mensuales en todas las categorías profesionales. Las máximas, por otro lado, sí que han experimentado un incremento como resultado de la expansión de coberturas. En consecuencia, pasan a ser de 4139,40 € al mes.

Si analizamos las retenciones practicadas para contingencias, las cuantías quedarían de la siguiente manera:

  • Horas comunes: 23,60 % (empresa) + 4,70 % (trabajador) = 28,30 %.
  • Horas extraordinarias por fuerza mayor: 12 % (empresa) + 2 % (trabajador) = 14 %.
  • Horas extraordinarias adicionales: 23,60 % (empresa) + 4,70 % (trabajador) = 28,30 %.

Por su parte, las retenciones para el desempleo figuran de este modo en el año 2022:

  • Tipo general: 5,50 % (empresa) + 1,55 % (trabajador) = 7,05 %.
  • Contrato temporal a tiempo completo: 6,70 % (empresa) + 1,60 % (trabajador) = 8,30 %.
  • Contrato temporal a tiempo parcial: 6,70 % (empresa) + 1,60 % (trabajador) = 8,30 %.

Cotización de trabajadores autónomos para 2022

La base mínima de cotización para 2022 es de 960,60 € al mes con carácter general, es decir, para contingencias comunes. Respecto a la base máxima, coincide con la anterior, pues se mantiene en 4139,40 € al mes. Cabe destacar que, en el caso de autónomos menores de 47 años, podrán escoger su propia base, siempre que figure en el rango expuesto.

Respecto a las retenciones, quedarían reflejadas de esta forma para 2022:

  • Cotización para contingencias comunes: 28,30 %.
  • Cotización para contingencias profesionales: 1,30 %.
  • Cotización para cese de actividad: 0,9 %.
  • Cotización para formación profesional: 0,1 %.

¿Problemas con la base de cotización?

Como has podido ver, las bases de cotización son una cuestión compleja, pero prioritaria dentro del ámbito laboral. Como empresario, es fundamental que apliques la correspondiente a cada empleado. Yuki te permite vincular todas las bases y gestionarlas en la contabilidad, sin olvidar tampoco las retenciones correspondientes. Para demostrártelo, te invitamos a probar nuestra demo gratuita, en la que un especialista te explicará cómo funciona el programa. ¡Solicita tu acceso!

Facebook
Twitter
LinkedIn

Categorías

Soluciones

Contáctanos para una demo

Nuestro equipo comercial te atenderá lo antes posible.

Las herramientas SaaS y cómo han revolucionado el acceso a la tecnología para las PYMES.

¡Inscríbete al Webinar el 27 de Septiembre a las 12:30h!