Domina todos los aspectos de una cuenta de resultados

Trabajadores Yuki

La cuenta de resultados es importante para todas las empresas. Gracias a ella, la dirección constata si se han conseguido beneficios en un tiempo determinado. Además, es un elemento clave para analizar el estado de una compañía y valorarla. Para conocer en detalle sus diferentes aspectos, no dejes de leer este artículo.

Qué es una cuenta de resultados

También se la conoce como la cuenta de pérdida y ganancias. Es un elemento fundamental de la contabilidad financiera, ya que refleja los ingresos y gastos de una empresa. Normalmente, se elabora agrupando los datos obtenidos durante un ejercicio fiscal. No obstante, es posible efectuarla en otras escalas de tiempo, como un trimestre o un semestre.

En ella aparecen mostrados, de manera desagregada, los diferentes ingresos y los gastos. Los últimos se van restando a los primeros hasta obtener el resultado final, que puede ser de beneficios o pérdidas. También es posible que no consiga ni lo uno ni lo otro. Es decir, las empresas pueden alcanzar un beneficio cero, con lo que se quedaría como estaba al empezar el ejercicio.

Qué elementos componen las cuentas de resultados

En este documento encontrarás los diferentes elementos que la componen. Cada uno de ellos se encarga de reflejar una parte de la realidad de la empresa. El primero en aparecer es el ingreso o las ventas netas. Se trata de la suma total de las ganancias derivadas de la actividad del negocio. Por ejemplo, si la compañía se dedica a la venta de ropa, este apartado reflejará lo obtenido de todas las ventas.

A este importe se le restan los costes de las ventas, que son variables. Luego se muestran los gastos de estructura o fijos. Entre ellos se encuentran los sueldos de los empleados, cargas sociales, los tributos o los suministros de la empresa. Al restarlos a los ingresos, obtienes el resultado operativo, que muestra la marcha del negocio.

Tras estos datos, se deja constancia de las amortizaciones y el resultado de explotación. A continuación, se reflejan los ingresos y los gastos financieros junto con su resultado, y el obtenido antes de impuestos. También se exponen los ingresos o gastos excepcionales y, al final de la cuenta, aparece el resultado neto.

Con toda esta información es posible comprender el estado de la empresa. Puedes conocer si el negocio es positivo, a través del resultado operativo y, sobre todo, si se han generado beneficios. Además, todos estos datos se deben entregar al regulador y poner a disposición del público.

Dónde y cuándo se realiza la presentación de las cuentas anuales

La presentación de la cuenta de resultados es esencial, ya que sirve para registrarla y darla a conocer. Cualquier interesado podrá revisarla, sin importar los motivos que le lleven a ello. El documento debe entregarse en el Registro Mercantil de la provincia donde se encuentre la razón social de la empresa. Esto puede hacerse de manera presencial o telemática

En cuanto a los plazos, las empresas tienen tres meses tras el cierre del ejercicio para elaborar el documento. Asimismo, durante el primer semestre del ejercicio, se aprobará y se resolverá la aplicación de los resultados. La presentación se llevará a cabo dentro de los 30 días siguientes a este proceso. Por regla general, el plazo de depósito termina el 30 de julio para la mayoría de las sociedades. Este es el plazo de presentación de las cuentas anuales del 2022 que debes conocer.

Cómo hacer la presentación de cuentas anuales

Dispones de varias opciones a la hora de presentar las cuentas anuales en el Registro Mercantil. Puedes efectuar la entrega digital o presencialmente. En este último caso, puedes llevarla a cabo en papel, CD o DVD. Sin embargo, estos son formatos anticuados; para agilizar el proceso, lo recomendable es realizarla de manera telemática.

Depósito en el Registro Mercantil

Si quieres hacer el depósito presencial, necesitas acudir al Registro Mercantil asociado a la razón social de la empresa. Tienes que entregar las cuentas, la instancia de presentación, los datos de identificación y el certificado de aprobación del documento por parte de la junta general. Con esta información, el registrador efectuará un asiento de presentación, el del depósito y una calificación registral.

El registrador dispone de 15 días para comprobar que todos los documentos requeridos se han presentado. Tras este plazo, emitirá una calificación favorable o en contra del depósito, que aparecerá en el propio libro de cuentas. Si encuentra algún problema, tendrás dos meses para solucionar los defectos que haya localizado.

Entrega digital o telemática

La entrega digital de las cuentas anuales del Registro Mercantil es más sencilla y rápida. Para empezar, necesitarás descargarte el programa que ofrece el Colegio de Registradores para efectuar el proceso. Su nombre es el de Depósito Digital de Cuentas Anuales (D2). Su función es la de actuar como el modelo D2 que se cumplimentaría en la entrega presencial.

Una vez dentro del programa, es necesario ir completando los datos solicitados. Puedes hacer el proceso de manera manual o volcando la información desde un programa contable. El depósito que efectúes debe llevar un nombre, que suele ser el de la empresa. Luego tienes que cumplimentar varios apartados, como el de la cuenta de explotación, el balance o la memoria.

Tras completar el proceso, el programa D2 te permite verificar la información aportada. Es un buen momento para buscar errores antes de hacer la entrega. Cuando hayas realizado una revisión profunda, ve a la pestaña «Formulario» y selecciona «Generar el depósito y la huella digital». A partir de este momento, cualquier cambio que realices exigirá volver a empezar desde el principio. Esto se debe a que el documento genera una nueva huella digital, por lo que se trataría de otro.

Para finalizar, tienes que remitir el depósito al Registro Mercantil, algo que se hace en la página del Colegio de Registradores. Tienes que acudir a la oficina virtual y fijarte en los trámites destacados. Te interesa la primera opción: «Presentación telemática de documentos». Al clicar en ella, te aparecerá una nueva ventana y seleccionarás «Acceso con certificado». Ahí podrás presentar las cuentas.

Quiénes deben presentar las cuentas

Todas las empresas están obligadas a presentar las cuentas anuales al Registro Mercantil. Sin embargo, los autónomos que no desarrollan actividad empresarial o los empresarios individuales están exentos. La obligación tiene como objetivo mantener públicos los estados financieros de las compañías. De este modo, cualquier persona o entidad puede consultarlos con libertad.

En caso de no efectuar la entrega en tiempo y forma, quedas expuesto a las sanciones pertinentes. El incumplimiento conduce a una multa que puede variar entre los 1200 y los 60 000 euros. La sanción la impone el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas. Además, si la compañía posee un volumen de facturación superior a seis millones de euros, la multa asciende a los 300 000 euros. Esta cantidad se aplicará por cada año de retraso.

Las cuantías que pagar siempre están relacionadas con los activos de las empresas y sus cifras de ventas. Además, a partir del 2021 la Administración ha incrementado los recursos para evitar los retrasos. Por ejemplo, la Agencia Tributaria y el Colegio de Registradores Mercantiles podrán supervisar incumplimientos y emitir sanciones. Así que, habrá que tener cuidado de no caer en ellas.

Por qué son tan importantes las cuentas de resultados

Más allá de las cuentas anuales y su presentación, es importante que seas consciente de su importancia. Se trata de un documento esencial para entender si la empresa marcha bien o no. Al aparecer registrados sus ingresos y gastos, es posible establecer medidas correctoras para mejorarlos. Se puede comprender el origen de unos costes demasiado altos, por ejemplo.

En el caso de las empresas que cotizan en bolsa, la cuenta de resultados cobra más importancia. Es una fuente de datos esenciales para analizar la rentabilidad de la compañía. Un inversor debe estudiarla a fondo antes de tomar su decisión. Gracias a su información, podrá conocer el EBITDA o el EBIT. También permite determinar si está cara o no en relación con su cotización y beneficios, por ejemplo.

Además, las presentación de las cuentas contribuye a mejorar la imagen de la empresa. Si las mantuviera ocultas, provocaría todo tipo de recelos en inversores e instituciones. No publicarlas sería comprendido como un acto deliberado, que podría estar motivado por problemas de la compañía. Por tanto, la confianza en la organización se reduciría, al mismo tiempo que habría que afrontar sanciones.

Sin ellas se dificultaría establecer la evolución del negocio a lo largo de los años. Al efectuarlas de manera anual, se informa de cómo le está yendo a la empresa. Así, es posible trazar una historia desde la primera cuenta de resultados disponible.En definitiva, esto es lo que tienes que saber de la cuenta de resultados. Ya conoces el periodo de presentación de cuentas anuales en 2022 y otras informaciones importantes. A la hora de presentar el documento, puedes apoyarte en la tecnología. Yuki te permite volcar los datos en el programa D2 o rellenarlo de manera automática. Para probar de qué es capaz, solicita la demo gratuita explicada por uno de nuestros asesores.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Categorías

Soluciones

Contáctanos para una demo

Nuestro equipo comercial te atenderá lo antes posible.