La profesión de contable en 2022

Calculadora

La profesión de contable va evolucionando con el paso de los años. En la actualidad, estos expertos disponen de una amplia variedad de herramientas. Muchas de ellas no existían hace unas décadas y han contribuido a expandir sus funciones. Entonces, ¿cómo está en el 2022 esta profesión? Lo descubrirás a continuación.

Qué se necesita para ser contable

Un experto en contabilidad moderno necesita una serie de aptitudes y habilidades adecuadas. La capacidad para comunicarse es una de ellas, ya sea por escrito o verbalmente. Tiene que informar de una amplia variedad de conceptos a personas que no tienen por qué conocerlos. Por lo tanto, es indispensable transmitirlos con claridad y sencillez.

También debe ser capaz de trabajar en equipo. Aunque emplee diferentes programas, no va a estar solo en su día a día. Tiene que actuar codo con codo junto con empresarios y otros profesionales de las corporaciones. Además, necesita iniciativa y capacidad resolutiva para afrontar problemas. Esto es vital para conseguir que las cuentas de la compañía y sus documentos estén en perfectas condiciones, así como en el formato adecuado.

Su capacidad de análisis de datos y de interpretación tiene que ser alta. Va a trabajar con ingentes cantidades de información, casi todas expresadas en cifras. Si no es capaz de procesarla y entenderla, sus resultados serán mediocres. Esta es la base que le permitirá emitir diagnósticos sobre los riesgos o la rentabilidad de la empresa, por poner dos ejemplos.

Gracias a estas capacidades, podrá asesorar en materia de contabilidad y de las implicaciones financieras del estado de una empresa. Toda esta información es de un gran valor para la dirección de una compañía. Con base en ella se tomarán decisiones de calado, como la adquisición de otros negocios.

Funciones de un administrativo contable

Como comprenderás, las funciones de un administrativo contable varían de una organización a otra. El tamaño de la empresa es un factor importante, y que afecta a la carga de trabajo. Sin embargo, es posible encontrar algunas similitudes pese a las diferencias existentes.

Las operaciones comerciales, como la de buscar presupuestos y cribarlos, es una de las funciones más comunes. Facilita la toma de decisiones de la dirección, que se encarga de seleccionar las cuentas adecuadas. Este trabajo suele cristalizar en la elaboración de un informe que señale las opciones más interesantes.

Junto con esta tarea, la gestión de inventario es otra función recurrente. Su debida administración afecta a la eficiencia de un negocio. El responsable tiene que registrar las compras y salidas de los inventarios, así como su estado en el momento. De esta forma, debe conocer la situación de las existencias en tiempo real. Además, esta actividad se extiende a la supervisión de los activos y de los pasivos empresariales.

La facturación es una responsabilidad propia de los administrativos contables. Son los encargados de elaborar las facturas de la empresa, registrarlas y organizarlas de manera adecuada. También velan por que cumplan con los estándares legales. Gracias a su labor, se podrá acceder a documentos concretos con facilidad y en el menor tiempo posible.

Es su responsabilidad efectuar proyecciones de los estados financieros. Para emitir sus predicciones, analiza los datos puntuales. Así, se encuentra en posición de emitir juicios importantes para establecer estrategias de negocio adecuadas. Estas previsiones se mueven en rangos temporales de medio a largo plazo. En algunas organizaciones, estos profesionales son quienes toman las decisiones al respecto.

Papel de un fiscal contable

El fiscal contable es otro de los perfiles que puedes encontrar en esta profesión. Su papel es el de conocer los cambios en las obligaciones fiscales del negocio. Así que sus responsabilidades son altas, ya que incumplir la legalidad fiscal puede tener consecuencias graves. Esto hace que el profesional sea más que un mero gestor de impuestos.

Una de sus labores es la de estudiar el factor oportunidad de la ley. El objetivo es el de reducir el impacto tributario siempre que sea posible y sin infringir la legislación. De esta forma, la empresa disminuye la carga fiscal a la que está sujeta, lo que le permite optimizar sus cuentas. No tendrá que destinar tantos recursos a estos gastos.

Para cumplir con sus responsabilidades, trabaja estrechamente con el departamento jurídico de la empresa. En caso de que este servicio se encuentre externalizado, la colaboración es la misma. Esto obliga al fiscal contable a mantenerse actualizado sobre la actualidad tributaria y del derecho mercantil. Así, gana en eficiencia y en efectividad a la hora de llevar a cabo sus tareas.

Se encarga de la liquidación de los diferentes impuestos de la empresa. Algunos ejemplos son el IVA y el IRPF, cuyos datos recoge y mantiene actualizados. Para que esta labor no consuma demasiado tiempo, suele utilizar herramientas informáticas. Con ellas evita perder cualquier dato y simplifica los trámites que se efectúan con la Administración.

Retos de los contables en 2022

Ahora que conoces las funciones que cumplen los diferentes contables, conviene adentrarse en los retos. El futuro de la profesión, incluso en este mismo año, está sujeto a una serie de cambios en marcha. Uno de ellos es la inclusión de la robótica y soluciones de automatización de procesos. Son dos tecnologías que tienen un fuerte impacto un todo tipo de sectores.

Su función es la de encargarse de tareas repetitivas que apenas aportan valor, pero que alguien debe hacer. Por ejemplo, rellenar los asientos contables de una cuenta de resultados o de un modelo fiscal. Estas actividades consumen mucho tiempo y, si bien son necesarias, son poco productivas. Al llevarlas a cabo una máquina, los contables quedan libres para trazar mejores estrategias y análisis.

Si piensas que adoptar estas tecnologías acabará con la profesión, estás equivocado. Se trata de soluciones específicas para tareas muy concretas. Por mucha robótica que se incluya, el factor humano sigue siendo necesario. Al fin y al cabo, ninguna inteligencia artificial es capaz de elaborar un plan de negocios o entiende qué son los impuestos.

Además de esto, los contables tienen que adquirir una serie de habilidades clave, sobre todo las blandas. Están ligadas con factores emocionales, sociales e interpersonales, que se demandan cada vez más. Permiten que las personas se desenvuelvan de manera correcta y eficiente en su entorno laboral. Gracias a ellas, estos profesionales mejoran sus resultados, en especial, en comunicación.

Las principales tendencias de la contabilidad

La profesión debe atender a las tendencias que van surgiendo. Algunas llevan años desarrollándose, mientras que otras han aparecido como novedades. Tenerlas en cuenta es casi obligatorio, ya que te ayudan a mantenerte actualizado. Estas son las más importantes para el año 2022.

Dominar el trabajo en la nube

El uso de soluciones en la nube no para de crecer y es de gran ayuda para diferentes sectores. La contabilidad no permanece ajena a esta tendencia, como no podía ser menos. Da acceso al profesional a programas informáticos con los que llevar a cabo sus responsabilidades. Estas soluciones cuentan con una base de datos centralizada en la que se encuentra la información contable de la empresa.

Es una gran ayuda, destinada a agilizar su trabajo, ya que los datos se obtienen de las operaciones de la empresa. De esta forma, no es necesario importarlos o subirlos con la misma frecuencia. Además, su transmisión es muy sencilla y se encuentran respaldados por copias de seguridad. Toda una apuesta por la tranquilidad.

El impacto de la subcontratación

Empieza a surgir la tendencia de subcontratar la contabilidad de las empresas. Esto implica que las organizaciones tienden a confiar en expertos internos. Ten en cuenta que esta decisión es factible gracias a la facilidad para intercambiar datos. Sí, la nube y los programas informáticos están muy ligados a este fenómeno. Se contratan estos servicios de manera puntual o recurrente. Por ejemplo, para solventar una gran carga de trabajo fiscal.

La reducción de costes

Las empresas siempre tratan de reducir sus costes en la medida de lo posible, algo que las hace más eficientes. En esta tendencia los contables tienen mucho que decir, puesto que son quienes mejor conocen el estado de las cuentas. Estos profesionales desarrollan estrategias adecuadas enfocadas en optimizar el uso de recursos.

No hay que perder de vista que en pocos años se han sucedido varias crisis. El futuro sigue pareciendo bastante oscuro, por lo que la contabilidad ocupa una posición de peso. La confección de mejores presupuestos, la consolidación de las cuentas o el desarrollo de estrategias financieras se vuelve crucial. Por tanto, los contables deben prestar mucha atención al estado del negocio y sortear las dificultades de manera satisfactoria.En definitiva, la profesión del contable se encuentra en un buen momento en el año 2022. Como has visto, estos profesionales cumplen con una serie de funciones de gran responsabilidad. Sin ellos, una empresa lo tendría difícil para conocer el estado de sus recursos. Y sin esta información, terminarían por quebrar o por entrar en problemas graves. Por suerte, tanto un gestor contable como otros perfiles disponen de soluciones informáticas para evitar las situaciones mencionadas. Yuki es una de las más destacadas del mercado, que merece la pena que pruebes, ahora puedes hacerlo con una demo gratuita y la guía de un asesor.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Categorías

Soluciones

Contáctanos para una demo

Nuestro equipo comercial te atenderá lo antes posible.