Principio prudencia

principio prudencia

El principio de prudencia está dentro de la normativa de contabilidad y su cumplimiento es obligatorio. ¿Sabes en qué consiste exactamente? 

¿Qué es el principio de prudencia?

En la presentación de la contabilidad de una empresa se han de seguir una serie de reglas, entre las que se encuentra el principio de prudencia. Esta norma obliga a los financieros a que solo se contabilicen los beneficios cuando se produzcan. Con respecto a las pérdidas o los gastos, dicho principio indica que es mejor anticiparlas, aunque luego no se lleguen a producir.

Aunque esto obliga a los contables a dar un escenario más negativo que el real, permite ser prudente y no llevarse sorpresas financieras, con sus consecuentes problemas.  Un software como el de Yuki te ayudará a aplicarlo, descubre cómo.

¿En qué situaciones se aplica?

El principio de prudencia se aplica siempre que se presente la contabilidad de un negocio, normalmente, al cerrar un ejercicio. Así pues, no podrás asumir los beneficios de ese periodo hasta que no se den por realizados.

Por el contrario, aunque el ejercicio ya esté cerrado sin ciertos gastos formulados, estos se recogerán igualmente y quedará constancia en la Memoria. Ten en cuenta que esto solo ocurre cuando el gasto o la pérdida tiene altas probabilidades de ejecutarse.

Un ejemplo de aplicación de este principio, además de los beneficios indicados, es cuando hay que informar de los riesgos. Ya sea con respecto a obligaciones del pasivo o relacionado con los gastos, siempre tienes que registrarlos en cuanto conozcas su existencia. Una manera de tener esto al día, además de que la información sea lo más veraz posible, es usar un software de contabilidad, como Yuki.

principio prudencia

Beneficio del uso de este principio

La aplicación de este principio se traduce en una serie de beneficios, derivados del propio concepto de prudencia:

  • Evita crisis y problemas financieros. De hecho, la prudencia es siempre la hoja de ruta de cualquier paso empresarial.
  • Impide declarar pérdidas a posteriori, aunque esto suponga un problema o una merma de confianza de socios y accionistas. Es mejor anticipar estas pérdidas y corregirlas después con la realidad contable.
  • La contabilidad es más homologable y verídica.
  • Te ayuda a llevar un mejor control de las ganancias y los beneficios.
  • Tendrás una mejor evaluación y conocimiento de cuáles son los riesgos actuales de tu negocio.

¿Cómo te ayuda la tecnología en la aplicación de este principio?

El principio de prudencia está dentro del listado de normas a la hora de presentar los resultados contables de tu empresa. Es de obligado cumplimiento y te insta a hacer un balance donde solo están los beneficios seguros y los gastos previsibles. En estos casos, un software especializado como el de Yuki te ayudará con esta tarea. ¡Solicita tu demo gratuita!

Facebook
Twitter
LinkedIn

Categorías

Soluciones

Contáctanos para una demo

Nuestro equipo comercial te atenderá lo antes posible.

Las herramientas SaaS y cómo han revolucionado el acceso a la tecnología para las PYMES.

¡Inscríbete al Webinar el 27 de Septiembre a las 12:30h!