Principios contables: qué son y por qué son útiles

principios contables

¿Qué principios contables hay que cumplir en España? ¿Quieres saberlo todo al respecto?

El propósito de la contabilidad es reflejar con precisión la situación económica y financiera. Por ello se elaboran las cuentas anuales, para controlarlas periódicamente y comparar con criterio. Contar con un software de contabilidad automatizada como Yuki te permite gestionar esta tarea con mayor rigor, precisión y sencillez. 

Los principios de contabilidad generalmente aceptados

Un principio contable es una norma básica de obligado cumplimiento. Su aplicación garantiza la necesaria fidelidad a la realidad contabilizada.

Los principios contables son ejemplos y medios para unificar los criterios aplicados:

  1. El Plan General Contable en España incluye seis principios que debes aplicar siempre.
  2. Inciden directamente en cómo quedan los estados financieros: gastos, ingresos, pérdidas y beneficios, entre ellos. Luego, condicionan el nivel de solvencia o de endeudamiento reflejado.
  3. El Registro Mercantil reúne los estados financieros. Así, las cuentas anuales de una empresa son públicas y comparables, porque todas aplican idénticos principios.

Cuáles son los principios de contabilidad generalmente aceptados

Existen seis principios de contabilidad obligatorios en España. Tienes que respetarlos siempre; no te exime de ello el desconocimiento ni la incomprensión:

  1. Principio de empresa en funcionamiento o gestión continuada.
  2. Principio de devengo.
  3. Principio de uniformidad.
  4. Principio de prudencia.
  5. Principio de no compensación.
  6. Principio de importancia relativa.

En caso de incumplirlos, se aplican las Normas Internacionales de Contabilidad. En general, se solicita la subsanación de los errores cometidos en cuanto se conocen. Sin embargo, también se aplican penalizaciones en determinadas ocasiones.

calculo irpf

Principios contables con ejemplos

Los ejemplos prácticos permiten entender mejor estos conceptos y su aplicación. Tanto los contables como los analistas económicos y los inversores deben conocer sus características y sus fundamentos… y aplicarlos. ¿Quieres saber cuáles son?

1. Principio de empresa en funcionamiento o gestión continuada

Consiste en considerar que la empresa seguirá en activo durante un periodo de tiempo razonable. En consecuencia, los estados contables no reflejan el valor del patrimonio neto para una transmisión ni lo que generaría si fuera liquidada.

Por ejemplo, una editorial considera en su balance anual de 2022 una partida de existencias por 15 000 euros. Son los libros que tiene almacenados y, en principio, espera vender al año siguiente. Sin embargo, si en 2023 decidiera liquidar, esos libros deberían ser contemplados con otro valor, pues ya no serán vendidos normalmente.

2. Principio de devengo

Los hechos económicos y las transacciones solo se incorporan a la contabilidad cuando se producen, no al cobrarlos o pagarlos. Por lo tanto, el beneficio contable puede no ser realista si, al final, surgen impagos.

Así, si tu empresa compra material por 1000 euros en 2022, pero el pago se hará en 2023, constará en la contabilidad de este año.

3. Principio de uniformidad

Parte de una idea inicial: la legislación contable acepta el uso de criterios diferentes al realizar los apuntes. Sin embargo, estos no se pueden modificar alegremente. Tendrás que realizar un análisis del impacto de cada modificación en la cuenta anual realizada.

Imagina que has aplicado un criterio de valoración concreto para tus mercancías en el almacén. Pongamos 50 euros/unidad. Un cambio en el mercado puede aconsejar aumentar o reducir este coste. Al hacerlo, es preciso reflejarlo en la memoria económica y cuantificar ese efecto.

principios contables

4. Principio de prudencia

Otro de los principios de contabilidad generalmente aceptados es el de prudencia. Supone que, en condiciones de incertidumbre, siempre se aplicarán las estimaciones y valoraciones más prudentes. O sea, que los ingresos se registran cuando se devengan; los gastos, en cuanto se conocen.

En una misma acción comercial compramos material por 700 euros y vendemos mercancía por 950 euros. Aunque en ambos casos el vencimiento de los pagos es a tres meses:

  • Los 700 euros se contabilizan al momento.
  • Los otros 950 euros, al concluir el trimestre.

5. Principio de no compensación

Salvo en casos legalmente contemplados, no se permite compensar las partidas de activo y pasivo. Ni, tampoco, los gastos y los ingresos. En todo caso, se deben valorar por separado las partidas de las cuentas anuales.

Considera el pago de intereses de un préstamo en un banco en el cual dispones también de un plazo fijo. No puedes compensar esos pagos con los ingresos futuros.

6. Principio de importancia relativa

Implica que se puede suavizar la aplicación de estos principios contables y ejemplos en ciertos casos. En concreto, cuando son aspectos de poca importancia que no alteran la imagen fiel de esa contabilidad.

Por ejemplo, al comprar un consumible por un importe ínfimo para la actividad económica total.

Cómo aumentar la rentabilidad de tu negocio manteniendo estos principios

La aplicación de estos principios contables son comunes para todas las empresas. Ahora bien, puedes contar con una herramienta contable diferencial. ¿Quieres saber por qué Yuki es una solución contable que multiplica el éxito en esta gestión? Anímate a probar nuestra demo explicada por uno de nuestros asesores.

Facebook
Twitter
LinkedIn

Categorías

Soluciones

Contáctanos para una demo

Nuestro equipo comercial te atenderá lo antes posible.

Las herramientas SaaS y cómo han revolucionado el acceso a la tecnología para las PYMES.

¡Inscríbete al Webinar el 27 de Septiembre a las 12:30h!