Todo sobre el modelo 131

Contabilidad

En nuestro país, los autónomos están obligados a presentar el pago fraccionado del IRPF cuatro veces al año. Tanto el modelo 131 como el 130 sirven para ello. Debes presentar uno u otro en función del régimen de estimación al que te hayas acogido.

El objetivo que persigue este pago fraccionado es evitar que la declaración por IRPF de autónomo resulte positiva y tengas que pagar a final del ejercicio fiscal. Cada uno de estos pagos es un anticipo del 20 % del total que debes abonar y se paga al retener el 20 % de los beneficios que hayas obtenido durante el trimestre. Lo lógico es que a final de año hayas pagado más de lo que te corresponde y Hacienda te devolverá dinero, aunque todo dependerá de tus ingresos totales.

Además, de esta forma, la Agencia Tributaria se garantiza el importe de este anticipo para la sostenibilidad y correcto funcionamiento del Estado. ¿Quiénes deben presentar este modelo? ¿Cuáles son sus plazos de presentación? ¿Cómo se rellenan cada uno de sus apartados? Si sigues leyendo este texto, podrás responder a todas estas preguntas.

Qué es el modelo 131 y quiénes están obligados a presentarlo

El modelo 131 de autónomos se trata de un documento de declaración trimestral y retención para los autónomos que se acogen al régimen de estimación objetiva o módulos. Se hace a cuenta del impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF).

Están obligados a presentarlo todos los autónomos, socios de sociedades civiles y comunidades de bienes que calculen el beneficio de su actividad económica mediante el régimen de estimación objetiva o módulos.

Es muy similar al porcentaje que se descuenta de la nómina de un empleado cada mes, pero en este caso se hace de forma trimestral. Todo queda ajustado en la declaración de la renta que se hace el año siguiente al declarado, tanto si se debe pagar algo más a la Agencia Tributaria como si es la Hacienda pública la que tiene que devolver dinero.

Si haces retención del IRPF en tus facturas, ya sea del 15 % o del 7 %, deberás presentar este modelo. En el caso de las sociedades civiles y comunidades de bienes, deben presentarlo cada uno de los socios, en función de la participación que tengan en el beneficio de la entidad, declarando la parte que les corresponda.

Requisitos para tributar en estimación objetiva

Como ya hemos comentado, el mod 131 deben presentarlo los autónomos que se acojan al régimen de estimación objetiva o módulos. Para poder hacer esto, es necesario cumplir una serie de requisitos, que son los siguientes:

  • Que la actividad económica que se desarrolla aparezca en una lista que se publica mediante Orden Ministerial.
  • Que la facturación a otras empresas no exceda los 125 000 euros en el ejercicio anterior.
  • Que el volumen de ingresos anual máximo no supere los 250 000 el ejercicio anterior.
  • Existen determinadas actividades en las que es necesario incluir una retención del 1 % en las facturas.
  • Que el volumen máximo de compras en el ejercicio anterior no supere los 250 000 euros.
  • Que no se realice otro tipo de actividad que deba tributar en estimación directa, sin importar si es normal o simplificada.

Los autónomos que cumplan estos requisitos pueden acogerse al régimen de estimación objetiva y, por lo tanto, están obligados a presentar el modelo 131. En cambio, los que se acojan al régimen de estimación directa deben presentar el modelo 130.

Cómo se cumplimenta el modelo 131

Para cumplimentar este modelo es necesario que rellenes una serie de apartados. A continuación, vamos a ver la información que debes incluir en cada uno de ellos. Son los siguientes:

  • Declarante: En él deben aparecer tu nombre, tus apellidos y tu NIF.
  • Devengo: En este apartado debe aparecer el ejercicio, que es el año al que corresponde la declaración, y el periodo, es decir, el trimestre: 1T, 2T, 3T o 4T.
  • Liquidación: Este apartado se divide en cuatro partes diferenciadas:
    • Actividades económicas en estimación objetiva distintas de las agrícolas, ganaderas y forestales.
    • Actividades económicas en estimación objetiva distintas de las agrícolas, ganaderas y forestales sin posibilidad de determinar ninguno de los datos-base a efectos del pago fraccionado.
    • Actividades económicas en estimación objetiva dedicadas a la agricultura o la ganadería y forestales.
    • Total liquidación.
  • Ingreso: Este apartado debes rellenarlo en el caso de que la cantidad de la casilla 15 resulte positiva, lo que indica que deberás hacer un ingreso a la Agencia Tributaria. Tienes que señalar la forma de pago marcándolo con una «X» y la cuenta mediante la que lo vas a hacer.
  • A deducir: Al contrario que en el apartado anterior, se rellena cuando la cantidad de la casilla 15 es negativa. Este importe puede deducirse en cualquiera de los pagos fraccionados que deban hacerse a lo largo del año. Si el modelo corresponde al cuarto trimestre, no debes rellenar este apartado, sino el siguiente, ya que es imposible deducir el importe ese mismo año.
  • Negativa: Es necesario marcar «X» en este apartado en el caso de que la cantidad de la casilla 15 sea 0 o estés haciendo la autoliquidación correspondiente al cuarto trimestre y salga a deducir.
  • Complementaria: Si estás presentando una declaración complementaria a otra debes indicarlo en este apartado con una «X». Tendrás que poner el número de justificante de la declaración anterior.

Cuándo y cómo se debe presentar el modelo 131

Para presentar el modelo 131 puedes optar por dos vías. Lo puedes hacer de manera telemática o en una oficina de la Agencia Tributaria. Sus plazos de presentación son los siguientes:

  • Para el primer trimestre: del 1 al 20 de abril.
  • Para el segundo trimestre: del 1 al 20 de julio.
  • Para el tercer trimestre: del 1 al 20 de octubre.
  • Para el cuarto trimestre: del 1 al 30 de enero.

Si los vencimientos de cualquiera de estos plazos coinciden con un día inhábil, se trasladan al primer día hábil siguiente.

En el caso de que decidas realizar la presentación del modelo a través de Internet puedes hacerlo:

  • Utilizando el sistema de identificación y autenticación a través de los certificados electrónicos reconocidos, de acuerdo con la Ley 59/2003, de Firma Electrónica.
  • A través de la Cl@ve PIN, un sistema de firma con clave de acceso en un registro previo como usuario.

Lo primero que debes hacer para poder entregar este modelo es entrar en la sede electrónica de la Agencia Tributaria. El sistema te pedirá inmediatamente que indiques tu nombre, tus apellidos, tu NIF y el trimestre al que corresponde la declaración.

Una vez que hayas introducido estos datos debes hacer clic en “Aceptar”. Aparecerá otra ventana en la que debes indica el epígrafe del IAE (impuesto sobre actividades económicas) en el que se encuadra la actividad profesional que lleves a cabo y algunos datos más sobre ella. Si tienes varios epígrafes dados de alta en el IAE, deberás indicarlos todos ellos aquí.

Una vez terminada la declaración haz clic en “Validar declaración” o “Generar predeclaración”. Para estar totalmente seguro de que todo está correcto puedes pinchar en “Borrador” las veces que necesites. Una vez que la valides, tu declaración quedará presentada ante la Agencia Tributaria.

Principales diferencias entre el modelo 131 y el 130

La principal diferencia entre estos dos modelos radica en el régimen de tributación que utilice el autónomo. Si utilizas la estimación objetiva o de módulos, debes presentar el modelo 131. En cambio, si empleas la estimación directa a la hora de tributar, el modelo que debes utilizar es el 130.

Otra diferencia es la forma de calcularlos. El 131 se resuelve en función de unos coeficientes regularizados en el cuarto trimestre del ejercicio anterior. Sin embargo, el 130 es bastante más sencillo en este sentido, ya que su cálculo se basa en restarle los gastos a los ingresos.

La única exención de presentar el modelo 130 lo tienen los autónomos que estén dados de alta en una actividad profesional y que hayan facturado más del 70 % con retenciones. Por lo que también tienen que presentarlo los empresarios que estén dados de alta en el impuesto sobre actividades económicas como actividad empresarial y los autónomos que participen en comunidades de bienes.

En cambio, el modelo 131 es el pago fraccionado del IRPF para los autónomos que están en régimen de estimación objetiva o módulos. Como hemos visto con anterioridad, no todas las actividades pueden tributar a través de este régimen. Debes tenerlo en cuenta para saber qué modelo te corresponde presentar.En definitiva, esperamos haber resuelto qué es el modelo 131 y para qué sirve, además de quiénes deben presentarlo y sus diferencias con el modelo 130. Sepas que, en Yuki contamos con un software que se encarga de automatizar todos los procesos relacionados con la elaboración y presentación de estos impuestos. Si quieres probar la demo gratuita, solo tienes que pedirla.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Categorías

Soluciones

Contáctanos para una demo

Nuestro equipo comercial te atenderá lo antes posible.